TODO ÉXTASIS

 

DEJEMOS DE BAILAR CON LA MUERTE


     Noche techno o "Fiesta Rave". Ana piensa en evadirse, pasar un momento fuera de la realidad, lejos de sus problemas. Sueña también con bailar como los demás: a toda marcha, sin parar. IMPOSIBLE. Su cuerpo no aguanta. Un chaval le dice: "¡trágate una pasti (píldora de éxtasis) y verás". Unos minutos después, la droga empieza a actuar: y ella baila y baila, y sigue bailando más allá de sus límites habituales...


     Los estudios muestran que el MDMA no tiene en sí ninguna influencia sobre la potencia del deseo, ni sobre la intensidad del placer. El verdadero éxtasis no tiene nada que ver con las drogas. Además, la "píldora del Amor" no hace honor a su nombre: -Uno toma éxtasis para sí mismo, no para lograr el amor de su vida, ni para ser más sociable con los demás; -Solamente u 7% de los jóvenes piensa que el éxtasis "mejora su vida sexual". (La encuesta desvela además que ese es el efecto menos buscado).


AMBIENTE TECHNO Y RAVE: ¿HAY TANTO ÉXTASIS COMO SE DICE?


     Algunos adolescentes afirman que se exagera en cuanto a la cantidad de éxtasis que se consume en las fiestas "techno" y "rave". Forman parte de los pocos que saben pasar de ello. Y para que sus padres no se preocupen demasiado, tienden a minimizar la presencia de estas drogas en las fiestas. De otra forma, no tendrían la autorización para participar en estas veladas... Por otro lado, las grandes empresas patrocinan estas fiestas (hay que hacer negocio...). Así pues, tienen que fingir que nada peligroso sucede en ellas. Un gran número de padres cae en la trampa: "esas noches rave" no pueden ser lo que se dice puesto que tal institución las patrocina".


     Sin embargo, esas empresas cometen el error de cálculo. Pues su imagen se verá ensuciada el día que los padres se den cuenta de que techno es igual a éxtasis, y de que fue en esas noches locas y en esos lugares donde sus chavales se pillaron los dedos en el engranaje de las drogas.


¿QUÉ ES EL ÉXTASIS?



Un estudio suizo ha catalogado cuatro tipos de pastillas llamadas éxtasis. Contienen:


     1. principalmente metilenedioximetanfetamina (MDMA para resumir, el principio activo de la droga éxtasis como tal). O sustancias derivadas (MDEA ó Eva, MBDB ó Edén, MDA).


     2. Anfetaminas.


     3. Estimulantes diversos (pseudofedrina, cafeína);otras sustancias aparte de las anfetaminas y los estimulantes: LSD, testosterona, paracetamol, lactosa.


     4. La cantidad de sustancia activa (MDMA) puede variar entre 9 y 117mg. Por comprimido.


     5. A menudo, los análisis de orina y sangre revelan la presencia de otros psicotrópicos, además del MDMA y/o del resto de sustancias citadas: opiáceos, cocaína, antidepresivos, etc.


METILENEDIOXIMETANFETAMINA, un nombre horrible para una invención horrible. Fueron unos químicos alemanes los que crearon este estimulante y alucinógeno. En 1914, desde los primeros ensayos de este producto (utilizado como "supresor del apetito"), aparecen las malas sorpresas: nefastos efectos secundarios. Hasta tal punto que el fabricante paraliza su producción. Y relega el MDMA al olvido.


     Pero en 1981, unos "listillos" resucitan el MDMA. En seguida, promovido por el nacimiento del movimiento "techno" se convierte en la droga de moda. Una droga que actúa sobre el cerebro y permite -por así decirlo- sobrepasarse, no sentir más el cuerpo, y ver el mundo de otra manera. Afirman que estos comprimidos amplifican las sensaciones al tocarse o al acariciarse... Que es la droga de la sexualidad y de la sensualidad... Que ayuda a entrar en contacto con los demás... Un nombre más comercial se impone: en adelante, el MDMA se llamará "éxtasis", o "píldora del amor".


LA OTRA CARA DE LA MONEDA



     Según la encuesta ISPA, más de la mitad de los consumidores de éxtasis (55%) han tenido, por lo menos, una mala experiencia.


     · 55% sentimiento de pérdida de control.


     · 50% angustia, miedo.


     · 49% fatiga y malhumor.


     · 45% depresión, tristeza.


     · 36% problemas en el entorno (familia, amigos, cónyuge).


     · 33% alucinaciones.


     · 32% angustia o paranoia.


     · 24% malestar, desmayos.


     · 15% problemas en el trabajo o en la escuela.


     · 8% problemas con la policía.


Se ha realizado un estudio sobre el éxtasis, que demuestra entre otras cosas:


     · Incluso la ingestión de media píldora de éxtasis puede provocar GRAVES SÍNTOMAS (como el caso de una joven que sólo se pudo salvar gracias a un trasplante de hígado) · Otras drogas y productos peligrosos (HASTA MATARRATAS) se encuentran mezclados en los comprimidos.


     · El éxtasis puede desencadenar verdaderos ESTRAGOS EN EL CEREBRO, riñones e hígado, "...lesiones a veces peligrosas e incluso duraderas."


     · Esta droga puede provocar un efecto neurotóxico IRREVERSIBLE en las neuronas, incluso en dosis pequeñas.


     · El éxtasis CAMBIA LA ESTRUCTURA DE LOS GENES que componen un ser humano y su funcionamiento. (En otras palabras, modifica los esquemas bioquímicos programados por el ADN).


"UN CARAMELO NO ES NADA. UNA JERINGA ES GRAVE."


     La forma de presentación del éxtasis contribuye a su popularidad. Tragarse un caramelo es un acto banal. Si para tomar una dosis de éxtasis hiciera falta pincharse el brazo con una jeringuilla, muchos jóvenes no empezarían nunca.


¿QUÉ EL ÉXTASIS NO CREA DEPENDENCIA? NO ESTÉS TAN SEGURO. En efecto, si uno no se "engancha" en la primera toma, existen cuatro peligros:

     · PELIGRO Nº1 : La mezcla con otras drogas. Cualquier pastilla o cápsula de éxtasis conlleva el riesgo de haber sido "cortada" CON PRODUCTOS PELIGROSOS. Otras sustancias que sí "enganchan" (LSD, heroína, etc.). Ningún vendedor ó consumidor sabe realmente lo que contiene un comprimido de éxtasis. Así, con cada pastilla, uno se expone al un riesgo incalculable (lo que ni el control ni la legalización estatal podrían disminuir), ya que nunca habrá un éxtasis "bueno".


     · PELIGRO Nº2: LA NECESIDAD DE AUMENTAR LA DOSIS PARA SENTIR LOS EFECTOS. Los que lo utilizan afirman que la "eficacia" del éxtasis disminuye mucho después de la primera toma. Uno empieza a consumir más cantidad y los efectos secundarios aumentan. Como pasan menos cosas, se prueban otras drogas...Estos productos, a menudo aún más nefastos, podrán CAUSAR DEPENDENCIA...


     · PELIGRO Nº3: La necesidad de consumir otras drogas para aliviar los dolores provocados por la "bajada". En efecto, cuando los efectos del éxtasis se disipan, se pueden atravesar momentos muy duros: DOLORES, DEPRESIÓN, CONFUSIÓN. En este momento es cuando se puede pasar a otras drogas como la heroína para "sufrir menos". Algunos camellos lo saben muy bien; se aprovechan de los "after hours" o van a las salidas de las fiestas para hacerse con nuevos clientes...


     · PELIGRO Nº4: LA IDEA EQUIVOCADA DE QUE UNO SÓLO SE SIENTE BIEN CON ÉXTASIS (de ahí las ganas de tomarlo más a menudo, incluso fuera de las noches techno). UNA TRAMPA MENTAL, ya que pensamos que una droga nos va a ayudar a permanecer en un mundo irreal.